Museo Superior de Bellas Artes - PALACIO FERREYRA

Confieso que fui para curiosear el palacio, adivinar cómo habrá sido en algún momento y también imaginar qué cosas de la arquitectura original se habrían perdido para siempre.
El ambiente que se ha creado es muy agradable, y al ingresar me pareció estar entrando al Museo Reina Sofia en Madrid.
Pasada la primera impresión me dejé mirar por la obra expuesta. Y verdaderamente me atrapó. Si bien predominan las pinturas, hay un núcleo importante de obras gráficas.
Fue una visita interesante, sobre todo por la posibilidad de estar frente a autenticas obras de importantes artistas acá mismo en la ciudad de Córdoba, sentir lo que tenian para decirme. Y algo que siempre rescato en mis visitas a museos poder apreciarlas en su verdadero tamaño ( y no en las tipicas referencias de catálogos)
A propósito...
Como siempre pasa en los museos, el cartelito explicativo con el nombre del artista, el año , la tecnica y el título si lo tiene se encuentra a un costado o debajo pero bien cerca de la obra. y en un cuerpo tipográfico para leer a una distancia muy pequeña, pero cuando te acercas a leer, ocurren dos cosas:
1.- molestas a las personas que ya leyeron el cartelito y ahora se disponen a apreciar la obra, (claro, si no molestas dando las espaldas)
2.- Los guías se acercan y te piden muy amablemente que te alejes un metro de la obra por que si no las cámaras registran como si estuvieras tocando las obras.
Esto no es exclusivo de este museo, pasa en todos en gral. y creo que no estaría mal pensar alguna alternativa que permita leer los cartelitos sin molestar a los demas.